25
Mié, Nov
75 New Articles

CEVA: 25 años de solidaridad en el Colegio Marista Los Andes

Solidaridad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El “CEVA”, Centro de Vacaciones, nació como una iniciativa de diferentes diócesis de la Iglesia Católica Chilena; dada la necesidad de una cordada de peregrinos del movimiento MARCHA,

es que junto a sus guías ofrecieron trabajo voluntario y comunitario a la diócesis de San Felipe, quienes los invitaron a comenzar con la iniciativa con niños de la Población Sila, Población Manuel Rodríguez y otras aledañas a la Escuela José Miguel Carrera de Los Andes. Reportaje por Cristián Mardones, colegio Marista de Los Andes.

 

“El carácter más apropiado para educar humana y cristianamente a los niños y jóvenes es el que reúne la jovialidad, la afabilidad y la constancia que sólo se hallan en un corazón humilde y bondadoso”( San Marcelino Champagnat).

Uno de los lineamientos trascendentales del quehacer Marista es la ayuda al prójimo, especialmente en los sectores más vulnerables de la sociedad. Haciendo eco de esta mirada solidaria de San Marcelino Champagnat es que la Comunidad Educativa del Colegio Marista Los Andes, desde el año 1994 ininterrumpidamente, ha dedicado la primera semana de vacaciones de verano para vivir una experiencia de vacaciones solidarias destinada a niños, niñas y jóvenes de los sectores más desposeídos de la comuna de Los Andes.

El “CEVA”, Centro de Vacaciones, nació como una iniciativa de diferentes diócesis de la Iglesia Católica Chilena; dada la necesidad de una cordada de peregrinos del movimiento MARCHA, es que junto a sus guías ofrecieron trabajo voluntario y comunitario a la diócesis de San Felipe, quienes los invitaron a comenzar con la iniciativa con niños de la Población Sila, Población Manuel Rodríguez y otras aledañas a la Escuela José Miguel Carrera de Los Andes.

Año a año se han incorporado más monitores, que ofrecen su tiempo y habilidades, formando un equipo sólido que atiende a un promedio de 160 niños acompañados por un promedio de 40 monitores.
Además del cariño, los “cevitas” reciben durante toda la semana su alimentación preparada por padres y apoderados quienes ayudan en la elaboración de las colaciones respectivas. Tal ha sido la organización de este equipo, que ha planificado días temáticos en los cuales se trabaja en torno a la catequesis, juegos y dinámicas, como también desarrollo de hábitos de higiene y refuerzo de valores.

Es increíble ver el impacto en la misma comunidad que ha sido testigo de la evolución de quienes son atendidos. Incluso “cevitas” que pasaron por esta experiencia solidaria, actualmente son monitores que trabajan todo el año desde el rol de líderes juveniles, reconociendo lo que significó su paso por el CEVA. Testimonio de ello, es el ahora monitor Nicolás Araos, quién explica la transcendencia del CEVA en su formación y superación personal. Nicolás afirma: “El CEVA me enseñó muchas cosas; me enseñó humildad” […]. “Yo me superé por CEVA…” (sic); “a mí CEVA me salvó”.

Actualmente, el compromiso con el proyecto trasciende a toda la comunidad del Instituto. Y esto porque además el equipo organizador del CEVA no sólo tiene protagonismo en el verano, sino durante todo el año, donde los voluntarios realizan diversas actividades para llevar a los niños, niñas y jóvenes, todo lo necesario para hacer de esta experiencia algo inolvidable, que les saque una enorme sonrisa, les llene el corazón de alegría solidaria, y para que su voluntad sea cada día más férrea para tratar de romper los círculos en los que se mueven y sobre todo, sentirse amados por un Padre que no los ha olvidado.

*Este reportaje fue elaborado antes de la Pandemia de Coronavirus.
 

Fuente : www.maristas.cl 

 

Nuestros Colaboradores

 

Condominio Los maitenes

Salve Regina


Vida y Obra de San Marcelino

Tú eres parte de Nuestra Historia

historia

                                                                                           LIBROS Y FOLLETOS MARISTAS                                                                                 

Amaron hasta el fin alUn héroe humildeViajeros en la esperanzaEl sueño de la Familia Marista

 

Champagnat enfermoUn Corazón sin fronterasUna madrugada de Octubrecircular