20
Mar, Oct
29 New Articles

Falleció Roberto Calderón Vicencio (q.e.p.d.) esposo de Profesora de Básica y padre de exalumnos de nuestro Colegio

Informaciones
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Comunicamos el sensible fallecimiento de nuestro estimado amigo y hermano ROBERTO CALDERÓN VICENCIO (q.e.p.d.), acaecido en la mañana de hoy domingo 19 de Julio de 2020,

a los 57 años de edad, en el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Santiago, como consecuencia de un infarto al miocardio.

 

Nuestro amigo Roberto era de profesión Odontólogo, esposo de nuestra querida hermana Muriel Olivares, Profesora de Educación Básica de nuestro Colegio por varios años y padre de los exalumnos Felipe Calderón Olivares, Médico Director de la Clínica Vida Salud de nuestra ciudad, de Roberto Eduardo, estudiante de medicina, y de su hermana Fernanda Muriel, de profesión Psicóloga.

 

Como Centro de Exalumnos lamentamos profundamente la partida a la Casa del Padre de nuestro amigo y hermano Roberto y acompañamos en estos momentos de dolor a toda su familia, especialmente a su esposa Muriel y a sus hijos Felipe, Roberto y Fernanda por esta irreparable pérdida.

 

 

Nos permitimos insertar una fotografía familiar de hace algunos años, rescatada del facebok de Muriel, donde aparece esta hermosa familia. Pedimos al Señor de la Vida resignación y mucha fortaleza para Muriel y sus hijos y que nuestra Buena Madre los colme de bendiciones.

 

 

 

 

_____________________________________________________________________________________________

 

 

 

Apoyados en la fe emanada de la enseñanza cristiana recibida en las Aulas Maristas, elevamos nuestras fervientes oraciones por el eterno descanso de su alma, juntamente con encomendarla en nuestras oraciones, por lo que creemos que ya ha sido acogida en el Reino de Dios y duerme en la paz del Señor.

 

Oración por los Difuntos



¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.

 

Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén


Dales, Señor, el descanso eterno. Brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén.


María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.

 

 

 

Escribir un comentario

Nuestros Colaboradores

 

 LIBROS Y FOLLETOS MARISTAS